lunes, 7 de abril de 2008

El aliento del cielo

Carson McCullers­

Editorial Seix Barral. Colección de cuentos y tres novelas cortas en 540 páginas. Edición 2007

Un hilo secreto vincula a nuestra América latina con el sur profundo de Estados Unidos. La buena literatura se ha encargado de revelar los vínculos íntimos entre esas dos masas de tierra signadas por la injusticia, la explotación y la desmesura. Puede afirmarse sin temor exagerar, que todo García Márquez se encuentra prefigurado en ciertos cuentos de William Faulkner. El mismo aire de familia se percibe en La balada del café triste forjado por Carson McCullers (Georgia 1917-1967) en 1943, acaso su mejor escrito. El primo Lymon es seguramente un duende de pantano. Bien pudo nacer en México o Colombia, Amelia Evans, una marimacho temible pero vulnerable.­
Un sello español ha rescatado del injusto olvido a una voz sureña que, según la autorizada definición de Harold Bloom, recreó como pocos “un universo desesperado por amar y ser amado”. Graham Greene también se vio seducido por la sensibilidad poética de esa dama que pasó la mitad de su vida atormentada en una silla de ruedas. Su época la discutió, no faltó quien la tachara de autora menor. Es posible que no esté a la altura de un Hemingway (ella creía que sí), pero aún hoy sigue generando una fascinante e intensa experiencia estética y pasional, por momentos, a lo Proust.­
El volumen incluye todos los cuentos y tres novelas cortas de McCullers. El realismo mágico -en su mejor versión- es sólo un fragmento del total. Rodrigo Fresán, un crítico formidable, escribió el prólogo y la cronología minuciosa de la autora. También incluyó una introducción a cada relato, con las claves del proceso creativo. Ojalá todas las reimpresiones fueran así.­

Entre tantas gemas, describamos Un árbol, un roca, una nube. Allí un anciano revela al muchachito que vende diarios el secreto de la vida: ama a todas las cosas de este mundo en lugar de desear a una sola mujer.

Guillermo Belcore­

­

Calificación: Muy Bueno­­

3 comentarios:

Alejandro dijo...

que SABIDURIA LA DEL ANCIANO. Es una gran verdad. Amar/desear a una sola mujer es un error FILOSOFICO.

Guiasterion dijo...

Querido Alejandro:
Muy interesante su aporte. ¿Podría ampliar el concepto?
Guillermo

Alejandro dijo...

Es muy simple. Es muy TONTO PONER TODOS LOS HUEVOS EN UNA CANASTA. Si bien esto último es un concepto aplicado a INVERSIONES, desde ese punto de vista, EL AMOR....O EL INTERES TAMBIEN DEBEN SERLO. Pienso firmemente que uno debe GUARDAR CELOSA FIDELIDAD para con uno mismo, y luego, para con el resto del mundo. Sospecho que aquellos que regalan su corazon en un hermoso plato de ORO....se equivocan.