lunes, 5 de marzo de 2012

El puente sobre el río del Búho

Proyecto diez mil cuentos

Argumento Número veintiséis

El puente sobre el río del Búho

Ambrose Bierce
Cuentos inolvidables según Julio Cortázar. Alfaguara, 2006. Traducción: José Bianco

Advertencia: Si usted desea ser sorprendido por el espléndido giro fantástico del final no siga leyendo.

Desde un puente de ferrocarril, Peyton Farquhar, plantador de fortuna de una vieja y respetable familia del sur, mira correr el agua veinte pies más abajo. Está a punto de ser colgado. El liberal código del Ejército del Norte prevé la pena de horca para toda clase de personas, sin excluir a la gente decente. El señor Farquhar cierra los ojos para concentrar sus últimos pensamientos en su mujer y sus hijos. Cuando cae al agua, pierde la conciencia como si estuviera muerto, pero fueron sólo segundos que parecieron siglos. La cuerda del verdugo se había roto. El hacendado logra desatarse las manos y salir a la superficie. El pelotón yanqui abre fuego -primero con los fusiles, finalmente con el cañón- desde el puente y la orilla. El señor Farquhar nada a favor de la corriente, deja atrás a sus enemigos, sale del río y se interna en el bosque. Famélico, agotado, confundido camina toda la noche. Encuentra un sendero en la buena dirección. Llega la mañana siguiente a su casa. Su mujer, con el rostro fresco y dulce, corre a recibirlo. El se lanza en su dirección con los brazos abiertos. En el instante mismo que va estrecharla contra su pecho, siente en la nuca un golpazo que lo aturde, una luz blanca lo deja ciego. Luego, todo es tinieblas y silencio. El cadáver de Peyton Farquhar, con el cuello roto, se  balancea suavemente sobre el puente del Búho.

PD: Desayuno en Las Violetas. Mientras espero que abra el banco, releo este magnífico relato del siglo XIX. Ambrose Bierce, una vida de leyenda, una muerte sin aclarar, me sigue maravillando.  ¡Que nadie desconozca este cuento!   

4 comentarios:

Anónimo dijo...

ciertamente maravilloso este Ambroce Bierce. Hoy he acabado Edipo en Stalingrado idem, las liebres, pero, me sigo quedando con mi adorado Lampedusa...bye bye Graciela

Anónimo dijo...

ciertamente el cuento este es una mierda . no me gusta es horroroso (porquería), se v que no tenia nada que hacer este viejo :)
att: "un amigo"

Anónimo dijo...

Todavía no lo leí, pero la desaparición de Bierce en México es la inspiración de Gringo Viejo de Carlos Fuentes.

Juan Manuel dijo...

JUAN MANUEL
Leí este cuento cuando tenía 15 años
(podíais reproducirlo) es/fué un exponente máximo de invención sobre la realidad (el arte) que ya en el XIX tuvo otros genios (Dickens..)La literatura del XX/XXI recoge estas experiencias para seguir penetrando en el bello y atroz mundo de nuestras vivencias sin dejar en ningún momento de utilizar nuevas fórmulas de belleza Esta y otras narraciones me fueron haciendo escritor Cada página debe ser descubrimiento y sorprendente maravilla para el lector, sino no es Literatura (sino carta comercial,artículo periodístico, acta judicial,contrato,noticia deportiva etc) ¡Animo!