sábado, 5 de enero de 2013

Sobrevivientes

Fernando Monacelli

Alfaguara. Novela, 275 páginas. Edición 2012

La obra que mereció el Premio Clarín de Novela 2012 evoca una de las tragedias cruciales de la Argentina. Han pasado veinticinco años de la Guerra de Malvinas. Aparece en la Antártida sobre una balsa el cadáver momificado de un milico, otra víctima del infame hundimiento del crucero General Belgrano. La mamá del marinero Del Valle irrumpe en un diario en procura de Celina Figueroa, famosa investigadora. Quiere que le encuentre al nieto; ofrece a cambio el diario personal del conscripto. La periodista, mujer abandonada que a su vez abandonó a su hijo, hace que se resiste durante unas pocas páginas y termina involucrándose hasta el tuétano con Doña Ana. Un módico suspenso nos arrastra hasta el final.

Fernando Monacelli (Bahía Blanca, 1966) es secretario general de redacción del diario La Nueva Provincia. Incluye en su novela inteligentes reflexiones sobre el oficio del periodismo. Chasquean, de tanto en tanto, latigazos certeros sobre la escurridiza noción de argentinidad. Hay también un hábil ensamblaje de diferentes tiempos narrativos. Este hombre, por cierto, sabe cómo tallar un párrafo largo. Pero la novela apenas logra levantar vuelo. La sensación de irrealidad resulta sofocante; la prosa no tiene más atributos que la claridad; y las ñoñerías han infestado el diario del conscripto y los actos de Celina y Doña Ana. Tras el último punto, resuena la pregunta de siempre: ¿qué hace que este libro merezca ser leído?

Pueden plantearse otras dos preguntas más generales, pero igualmente pertinentes: ¿Por qué en los certámenes literarios no suele florecer la Alta Literatura? ¿Se trata ya de un subgénero por derecho propio, manufacturado de tal manera de facilitar al extremo el trabajo de los jurados y el público que se embrome? No cabe duda que el espaldarazo (y la retribución pecunaria) son de utilidad para el neófito. Pero la narrativa para concurso no está pensada para el lector amante de las densidades estilísticas o temáticas.

Guillermo Belcore
Publicado en el Suplemento de Cultura del diario La Prensa.

Calificación: Regular

PD: Me han dado para reseñar otras dos novelas premiadas, ¿es que no hay piedad en este mundo?

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Bravo!!! Qué suerte G.B. lo exprese tan correctamente!!
Diana

Yamil Cuellar dijo...

Que bien! que bien!Excelente sus rese;as estimado Guillermo!
saludos

Anónimo dijo...

Esta buenísima la novela y el tema ex combatientes es denso

Anónimo dijo...

Por fin alguien que dice lo que esos productitos auspiciados por los grandes medios realmente son. Leí hace unos meses un fragmento de esta novela en cierta revista cultural y temblé de horror: el autor confundía los tiempos verbales (no conoce, en apariencia, la diferencia entre un pretérito y un antepretérito y no digamos ya de un subjuntivo...) Para qué decir la pobreza sintáctica y léxica. ¡Y ese tema tan chauvinista! En fin. Forma y contenido. Ahora usted, señor B., confirma mis impresiones. ¡Siga adelante con su tarea crítica! Sabe que siempre lo leo.