lunes, 16 de mayo de 2011

1Q84

Haruki Murakami
Tusquets. 737 páginas. Novela. Edición 2011.

El mundo es una lucha eterna entre una memoria y otra memoria opuesta.
H. Murakami

Pocos lugares son tan propicios para abandonarse al goce de la lectura como el Coffee Store de Callao y Rivadavia antes del mediodía. Hay poca gente, las sillas son comodísimas y la luz abundante. A pesar de su vecindad con el Congreso, no se ven esos típicos zánganos que viven de la política, una profesión honorable con muy poca gente honorable. Me alcanza Lorena un baguel de salmón ahumado, queso crema y ciboulette, secundado, obviamente, por un café con leche. Delicioso. La cuenta marca cuarenta y seis pesos.

Me acompaña uno de mis novelistas favoritos, parteaguas en la crítica honesta y en los blogs, diestro fabricante de bestsellers. Hoy está de moda entre los fatuos plumíferos de los suplementos repudiar a Haruki Murakami, claro está, casi sin haberlo leído y, acaso, alentados por esa vieja pulsión oculta de la aristocracia de pacotilla que desprecia todo lo que huele a masivo. Me pregunto: ¿puede alguien juzgar seriamente al bardo más popular del Japón sin haber asimilado Crónica del pájaro que da cuerda al mundo? ¿Puede un lector de novelas enamorarse de Murakami si desconoce el Animé o le resulta indiferente el relato fantástico? Como dicen en Brasil, ¿puede opinar quien no distingue el mango del mamón?


Los colgadores de rótulos afirman que Murakami (como Paul Auster o Umberto Eco) se encuentra en algún punto entre la ficción de calidad y la literatura de supermercado. Discrepo. Para mí, tiene indudables valores artísticos, los cuales -una vez más- intentaré defender. Estoy concluyendo 1Q84, novelón de setecientas páginas, que como casi todas las obras murakamianas “se puede leer como una especie de relato mitológico o como una ingeniosa alegoría”. Realismo mágico versión oriental y posmoderna. A propósito, en este libro, el insigne japonés sugiere en más de un párrafo -con el disimulo de rigor- cómo debe ser leído: “aunque la obra es de corte fantástico, los detalles de las descripciones son extremadamente realistas… todas las historias contienen algo que llama la atención… su capacidad de imaginar no es normal…”. Literatura autorreferencial, Aira, Fogwill y los surrealistas también hacen lo mismo.


La trama se va ensamblando como un rompecabezas. Narra dos trayectorias paralelas. Aomame, una instructora de artes marciales, asesina por convicción a maltratadores de mujeres con un pinchazo en la base del cráneo. Tengo, un profesor de matemáticas que escribe novelas día tras día, perpetra un fraude en un concurso literario. Naturalmente, ocurren cosas extrañas y los dos cursos narrativos van convergiendo. La lectura nunca deja de ser entretenida. 1Q84 es quizás el libro más inquietante de Murakami: hay abusos sistemáticos de niños, mujeres apaleadas, estafas, sexo explícito, sectas viles y peligrosas, un estrangulamiento y nihilismo absoluto frente a las autoridades del Estado. Embaucar a la gente es pan comido, es uno de los mensajes sombríos del autor.


Murakami es uno de los más ingeniosos Dickens de nuestra era
(sus obras desbordan de sucesos y tragedias). Exhibe una imaginación única y su copiosa producción sugiere, incluso, un nuevo estilo literario donde el kitsch, el pop, la manufactura industrial y la Alta Cultura se toman de la mano y danzan. Sus defectos -como dijo Quintín de Sábato- están a la vista, lo que los torna encantadores (o al menos soportables). ¿Qué defectos? El tono frecuente de manual de autoayuda (¿por qué razón Haruki siempre quieres enseñarle algo al lector menos avispado?). Esta bien que se tome todo el tiempo del mundo para narrar y describir (los retratos de los personajes secundarios son uno de los puntos fuertes), que sea minucioso, pero a menudo las palabras parece que no tuvieran peso. Dicho esto, puede sostenerse que Murakami ha urdido un cosmos originalísimo que se expande con fluidez, con unas reglas no convencionales que cada lector debe decidir, sin prejuicios y de acuerdo a lo que divierta e interese a su paladar, si las acepta o no. No es para todos. Algo así, como la música dodecafónica. Estos rasgos de demiurgo, por cierto, delatan a un artista de primera categoría.


El título de la novela alude a universos paralelos, a un mundo que no es éste, donde dos lunas flotan en el firmamento (la segunda un tanto deforme y ligeramente verdosa como si estuviera cubierta de musgo) y la Little People es la clave del embrollo. El volumen incluye los Libros I y II. Deja cabos sueltos que, seguramente, serán atados en los Libros III y IV, prometidos para el próximo año. Los espero ansiosamente. Aun quienes exponen sus reparos, reconocen que las obras de Murakami son imposibles de abandonar a la mitad, lo cual nunca es poco en literatura. El vate oriental es un potente Hacedor de fábulas y de parábolas y de mitos. Dicho con palabras de Borges, “un colaborador de las interminables y prodigiosas Mil y una noches’ que, desde el comienzo de los tiempos, el hombre está refiriendo”.

Guillermo Belcore

Calificación: Muy bueno

27 comentarios:

io dijo...

Si sos un amante del anime, te recomiendo el siguiente: Serial Experiments Lain.
Sabe Dios que demonios sucede en cada capitulo...
(No, no lei este libro, y lamento decir que la unica vez que tuve la oportunidad de leer algo del presente autor no resulto ser de mi agrado).

Rökkur dijo...

Linda crítica, no tengo mucho para decir porque opino igual que vos sobre Murakami. No sabía que los libros 3 y 4 recién van a salir el año que viene, mucho tiempo para una continuación que en realidad es el mismo libro.
Abrazo.

Guiasterion dijo...

Rectifico. El Libro III saldrá en octubre y el IV, el año próximo. Estoy pensando seriamente escribir algo sobre el regreso del sórdido señor Ushikawa, unos de los carácteres mejor logrados de 'El pájaro que da cuerda al mundo'.

G.B.

gabrielaa. dijo...

y la traducción qué tal? muy gallega?

Guiasterion dijo...

Querida Gabriela:

Aceptable, neutra en su mayor parte. Hay sí algunos españolismos execrables, pero aislados. No llegan a estropear la lectura, ni siquiera de las escenas sexuales. Quizás hayan procurado no ofender al lector latinoamericano. Murakami se vende bien en todos lados.

Un abrazo
G.B.

Gilda Manso dijo...

Murakami me duele. Porque me mantiene agarrada como pocos escritores, fascinada, pero aún no pude terminar ni un solo libro suyo. A medias tengo "Crónica..." y "Kafka en la orilla".
Confío en terminarlos y poder afirmar que son tan maravillosos como me parecen.
Nunca me pasó esto: cuando abandono un libro, es porque no me interesa. Y Murakami no es el caso. Es muy extraño.

Aprovecho este espacio para agradecerle la reseña de mi Matrioska.

Guiasterion dijo...

Estimada Gilda:

Murakami es el creador de un universo mágico plagado de maravillas, similar al nuestro pero distinto. Sus historias son como las que aparecen en el animé y en los dibujitos animados de Occidente. El lector puede entrar y salir de esa protorrealidad a su antojo, ir a otro libro (más naturalista) y regresar como se regresa a las historias de la infancia. Quizás estar demasiado tiempo entre unicornios y 'Lítel Pipel' resulte agobiante.

Murakami es un hacedor de fabulas y mitologías, acaso el más importante de nuestro tiempo.

Gracias por escribir

G.B.

Raquel dijo...

Justo hace una hora que he acabado de leer 1Q84; como siempre, fascinada con las historias de Murakami. He leído todos sus libros excepto "De qué hablo cuando hablo de correr" que no me pareció sugerente. Es de los pocos escritores que ha llegado casi a hacerme parte de la historia. Los detalles, la facilidad con la que uno se adentra en la trama. Sencillamente sensacional.

Guiasterion dijo...

Estimada Raquel:

Gracias por el comentario. Quizás le interese leer algo más que he escrito sobre el libro en el blog de Eterna Cadencia:

http://blog.eternacadencia.com.ar/?p=14040

Allí, arriesgo la hipótesis de que Murakami ha querido simbolizar con las Little People la irrupción del mal en el mundo.

Saludos

G.B.

ebookbegetter dijo...

Ya estoy a punto de terminarlo!

De murakami he leido cuatro libros (este aún no lo cuento), y me parece que mil(ku)ochenta y cuatro es lugar de encuentro de sus antiguos topicos; el universo metafísico + personajes a los que les cuesta digerir la indeterminación de la existencia. La obra se acerca a "Kafka en la orilla" casi como "Al sur de la frontera(...)" se acerca a "Norwegian wood".

Para quienes buscan un ebook bien editado de 1Q84 vayan al blog http://ebookbegetter.wordpress.com/

(es gratis)

Vicent dijo...

Me gustó leer tu comentario sobre "1Q84", y creo que el siguiente libro que tomaré para leer será "Crónica de un pájaro..." (también he leído lo que escribes sobre éste).

Por cierto, soy de España, y me ha hecho gracia leer vuestros comentarios sobre si la traducción está o no demasiado "gallegizada"... :)

He añadido un enlace a esta entrada de tu blog en GoodReads; espero que no te importe :

http://www.goodreads.com/review/show/169234859#comment_35363405

1q84 dijo...

El hecho de que una traduccion sea "galleguizada" puede parecer gracioso para los españoles, pero no es menor para el resto de los hispanoparlantes, que entiendo encuentran muchos de los modismos españoles molestos. En un libro quizas no se note tanto, a no ser que se empleen localismos en exceso. No se si este es el caso, ustedes que opinan?

Iván dijo...

Recomiendo personalmente, sobretodo si se trata de un lector joven y su iniciación a la obra de Murakami, que el punto de partida de entre todo el catálogo sea "Tokio Blues". Personalmente lo leí entrando a mis veinte años y logre una identificación que no he podido igualar y mucho menos superar con alguna otra obra literaria. A veces uno como lector busca en el relato cierto apego vivencial, que lo que se lee logre transmutar y quede una resonancia que te haga sentir que has sido marcado. Eso me sucedió y me atrevo a señalar que el momento (mas que la edad) fue un factor crucial. Generalizar es castrante y eso de dar una guía de como leer a Murakami esta de más, por eso me limíto a recomendar por donde dar el primer paso para aquellos que por una razón u otra no han podido generar vínculos afectivos con la narrativa de Murakami. Me baso en que esta es la novela que cuenta con personajes menos precisos, una historia con mayor adaptabilidad y el toque de fantansia justo para no volverla inconprensible. No por ello es una lectura ligera, la carga emocional que tiene es enorme, aguardo aún para dale una segunda leída ya que el impacto con el que me dejo la primera vez no se ha desvanecido del todo.

Anónimo dijo...

Los libros de Murakami me gustan porque con todo y que son mayormente ficcion, magia y fantasia, los personajes, sus descripciones, sus defectos y virtudes y las cosas que dia a dia los agobian son de lo mas real y cotidiano, al menos a mi asi me lo parece, y si es que me equivoco sera porque yo pertenezco a otra realidad donde la gente vive, goza y sufre como Toru Watanabe.

Anónimo dijo...

Extraordinaria ciudad de los gatos. La relación de Tengo y el padre me parece una cumbre en la novela. Así como la vista al hospital en Tokio Blues. La destreza de Murakami para la narración es realmente única. Yo no he leído otro autor con una habilidad igual para hacer vívido, cercano, entrañable, todo lo que describe.

Anónimo dijo...

Tarea para el lector ocioso: cuantos vasos de agua han bebido los personajes de Murakami?

Anónimo dijo...

Ninguno. Beben café, cerveza, té verde, whisky.

Anónimo dijo...

Error, al menos en el tercer libro de 1Q84, Tengo bebe un vaso de agua casi al final del libro. (No recuerdo si han bebido más).

Guiasterion dijo...

Estimados amigos:

Estoy leyendo, fascinado, el III volumen. Tengo bebe a placer agua del grifo para superar una resaca provocada por el hachish.
G.B.

Assul Bendeck dijo...

Murakami es sencillamente genial,obviando su muy poco común capacidad para hacerte cambiar de realidad sin que lo notes, su otra sutileza es lograr que sus defectos de estilo se conviertan en puntos fuertes. Muchas escenas y personajes son la misma idea, algunas veces es repetitivo (sin embargo, yo considero que mucho tiene que ver la traducción, ya que en el japonés hay conceptos que no tienen equivalente en castellano)y quien haya leído Sputnik, crónica del pájaro que da vuelta al mundo y 1Q84 habrá notado una extraña fijación por las mujeres impecables comiendo ensalada sin aliño, pescado blanco y bebiendo vino en costosos restaurantes. Qué más da?, Murakami no le debe su éxito a una comercialidad frívola, ese hombre conoce y maneja a su antojo los simbolos de los arquetipos subconcientes, es por eso que uno puede terminar sus historias sin entender absolutamente nada, y aún así sentirlas cono una experiencia personal colmada de sentido.

Anónimo dijo...

Me estoy acabando 1q84. Soy español y en la traducción me chirría mucho que se hable de tomar unas cañas. Qué más le hubiera dado al traductor poner tomar unas cervezas. Por cierto, me está gustando muchísimo.

Guiasterion dijo...

Querido amigo de España:

A mi las cañas me sonaron a aguardientes o ginebra. Debo releer este pasaje.

G.B.

Anónimo dijo...

POR FAVOR LOS QUE NO LEYERON EL LIBRO NO LEAN ESTE COMENTARIO
Hola, encontré algo en el libro que me inquietó y quiero compartirlo para saber si es un error o si tiene una explicación más adelante... Si es un error me desilucionaría mucho porque significaría que el propio Murakami se mareó en la escritura de su propia obra... Bueno, es respecto al libro I. Primero Aomame mata al hombre del hotel de Shibuya. Ese mismo día se percata de que los uniformes y armas de los policías habían cambiado (ella estaba extranhada porque no recordaba ese hecho). Luego Aomame va a la casa de la senhora de la Villa de los Sauces, una vez cumplido con el pedido de liquidar al hombre. Incluso pregunta a Tamaru sobre el cambio en la policia. Después de eso va a la biblioteca y busca los diarios donde aparece la noticia del tiroteo y del cambio armas y uniforme. Ahí es donde "decide" que vive como en una realidad paralela que se llama 1Q84. A continuación nos empiezan a contar como se conocieron la senhora y Aomame, y la senhora le cuenta su historia y le propone que colabore con ella en su causa de enviar a los hombres al "otro barrio". Ese mismo día (cuando se supone que Aomame todavía no sabía los secretos de la senhora ni trabajaba para ella) ella habla con Tamaru sobre la Luna, ya que dos días antes Aomame se dio cuenta de que en el cielo había dos lunas. Cuando Aomame se había dado cuenta de que había dos Lunas, pensó pensó "El uniforme y el arma reglamentarios de la policia habían sido renovados.(...) habría alguna relación entre todo eso y el hecho de que hubiera aumentado el número de lunas?". Entonces es ahí donde está la falta de lógica.... donde necesito que me ayuden a ver si eso es un error o no... Porque en definitiva Aomame se da cuenta de lo de las armas de la policia cuando ya estaba trabajando para la senhora y sin embargo cuando nos cuenta la historia de su pasado, vuelven a mencionar ese hecho como si en realidad hubiese sucedido antes de que ella haya matado al hombre del hotel.... Agradezco si alguien me tira una idea de qué pasa ahí.

Icary84 dijo...

Acabo de leer 1Q84 volumnes I y II. Tengo varias cosas que decir, primero, el libro te engancha de una manera impresionante, empece leyendo pocas paginas al dia, pero poco a poco no podia parar y termine leyendolo en seis dias. Era demasiado inquietante dejar a los personajes en medio de una situacion clave. Algo que me llamo la atenciòn es que esa incertidumbre de no saber en que mundo viven los protagonistas, se transmite a traves de la lectura, es decir, a mi me hizo sentir esa duda dentro de mi. Es el resultado de la escritura tan detallista de Murakami, te hace sentir dentro de la historia, como un observador pero a la vez como un personaje mas. El manejo de los tiempos es tan preciso que Murakami sabe cuando dar una estocada al lector para que tiemble y se produzca una sacudida de todo lo que creia que sabia de la historia. La descripcion del personaje de Fukari me recordo mucho a los animes y mangas japoneses. Creo que la trama de esta historia es un como un juego de espejos donde depende la posicion que tomes ves las cosas de forma distinta, pero que sin embargo solo te ofrece reflejos de la realidad y no te permite acceder a "la realidad". El libro es perturbador en muchos pasajes, pues no deja de recordarnos "la sombra del corazon" del ser humano, aquello que consideramos maligno y que vive dentro de todos nosotros, pero que en realidad es parte del equilibrio natural de la vida. Es triste el final de Aomame, merecia reencontrarse con Tengo. ALERTA SPOILER: Habiendo leido el volumen I y II, mis hipotesis para el tercero son que la Fukaeri con la que se unio Tengo no es la real sino la "daughter", y que la Little people ahora eligio a Tengo como nuevo "lider", ademas creo que la crisalida de Aomame buscara a Tengo para unirse con el y lograr embarazarse, cumpliendo con el objetivo de la Little People. Son solo ideas. Recomiendo ampliamente este libro.

Rosa Cortés García dijo...

Grandísima trilogía. Me encanta Murakami. por aquí os dejo mi opinión. saludos
https://viviendomilvidas.wordpress.com/2015/06/12/1q84-libros-1-y-2-nueva-aficion-por-haruki-murakami/#more-346

Rosa Cortés García dijo...

Grandísima trilogía. me encanta Murakami. Por aquí os dejo mi reseña. Saludos.
https://viviendomilvidas.wordpress.com/2015/06/12/1q84-libros-1-y-2-nueva-aficion-por-haruki-murakami/#more-346

Anónimo dijo...

La traducción "chirría", como dice otro compañero y bastante a mi parecer. Yo me he puesto en contacto con la editorial para que tomen nota de los siguiente:

1Q84 (Libros 1 y 2) 9788483832967 (3ªedición) y 1Q84 (libro 3) 9788483833551 (1ªedición)

Pág.184, a mediación dice:
-Artes marciales-dijo la chica con admiración-.¿Estilo Bruce Lee?
-Estilo, sí.
No entiendo que se resalta en cursiva la palabra Estilo, no tiene significado este enunciado. En la versión inglesa la respuesta a la pregunta es "Más o menos", respuesta que tiene sentido.

Pág. 187, en último párrafo habla de "...agencia de seguros no vida" ¿¿?? Esto no existe en España, debería de haberse traducido de otra manera o haber añadido una nota el traductor especificando lo que era, aunque parece ser que es un seguro de defunción, de accidentes, .....

Pág. 452 y 566, usa la expresión "Tomarse unas cañas"....me suena demasiado penisular, no lo veo apropiado para una historia que se desarrolla en Japón.

Pág. 458 y 487, usa el termino "hablar en plata", y luego vuelve a aparecer en el libro 3. También me desentona por lo repetido del vocablo, se le puede atribuir a una persona el usar esta expresión pero no a varias en el mismo texto.
Algo similar a lo anterior es la expresión "Hacer el vacío" se usa dos veces en el Libro 1 y 2 y una vez en el libro 3 (pág.253).

Pág. 457 dice "la persona que atendía la caja era novata" y en la página 458 "el cajero tomó su cesta". En ambos casos de refiere a la misma persona y le cambia el sexo de una página a otra.

Me sacan mucho de la lectura y del mundo de Murakami estas "cagadas", es como si se hubiera traducido con prisas.