lunes, 17 de noviembre de 2008

La voluntad y la fortuna

Carlos Fuentes­
Alfaguara. Novela, 553 páginas: Edición 2008

­­Carlos Fuentes (1928) ha declarado que ésta es la mejor novela que escribió. Hasta donde sabemos, ningún crítico confirmó la sentencia. Estas líneas intentarán refutarla, con todo el respeto que se merece un escritor de verdad.
Narra la historia la cabeza seccionada de Josué Nadal. Como un coco, yace en una playa de Guerrero, lamida por las olas tibias del Pacífico. Reconstruye su biografía, la de un muchacho que concluyó decapitado a machetazos. Sin familia, crecido en un caserón al cuidado de una gobernanta estricta, Josué encuentra una amistad estimulante y absorbente en Jericó, un compañero de colegio. Se convierten en Castor y Polux, los gemelos inseparables. Con la adultez, ascienden en la escala social pero degeneran en Caín y Abel por culpa de las maquinaciones de
los hijos de la chingada.

El libro está infestado de alegorías, lo que da un sesgo de irrealidad al conjunto. Giros inverosímiles conectan los personajes entre sí. Puede que algunos lectores disfruten de las figuras rocambolescas, la trama barroca y la morosidad narrativa que se empeña en abusar del sentimentalismo. El melodrama y la denuncia fácil tienen su público. La novela se asemeja a una corriente caudalosa: como un río crecido arrastra muchísimas cosas pero pocas son materiales nobles.
Advertía Borges que cuando un autor se plantea metas ambiciosas por lo general estropea las operaciones estéticas.
Escribir con una cierta inocencia, al parecer, produce mejor literatura. Fuentes, ese eterno émulo de Balzac, ha intentado aquí filosofar sobre la metafísica, el maridaje en México entre la pobreza y la injusticia, la tensión latinoamericana entre políticos y empresarios. Como sus opiniones no van más allá del tópico progresista, la obra resulta tediosa. Hasta los colosos tienen sus días malos.
Guillermo Belcore­

Publicado en el suplemento de Cultura del diario La Prensa el domingo 16 de noviembre de 2008.­

­Calificación: Regular

5 comentarios:

apdmont dijo...

Es muy buena esta obra, no sé si la mejor de Fuentes, como él mismo ha afirmado... No le daría un "Regular" de ningún modo, permítase disentir...

Aquileana

http://aquileana.wordpress.com/2008/12/15/carlos-fuentes-la-voluntad-y-la-fortuna/

apdmont dijo...

El propio Fuentes afirma que es su mejor novela:

http://www.zarzamorarte.com/2008/04/11/carlos-fuentes-y-su-mejor-novela-la-voluntad-y-la-fortuna/

Gracias y saludos, Aquileana.-

Guiasterion dijo...

Estimado señor:

¡Por supuesto que aquí se puede disentir! Este blog aplica una criterio basado en el gusto. Por ende, corre el riesgo de la arbitrariedad. Me temo que este libro de Fuentes, uno de los mejores escritores vivos, no estuvo a la altura de mis expectativas. Prefiero sin lugar a dudas la novela anterior. ¿Leyó 'Todas las familias felices'?
G.B.

juliansorell dijo...

Tomemos en cuenta un detalle: Fuentes es un gran escritor, un verdadero "coloso", como lo nombra belcore, pero es también un hombre viejo. La Voluntad y la Fuerza es una novela demasiado ambiciosa, y Fuentes puso todo su empeño en apropiarse de la mentalidad de una generación que, tristemente, ya no le corresponde. Sus descripciones parecen a veces antinaturales y la trama, en busca de una complejidad casi barroca, frisa con caer en un temible deus ex machina. Es triste, pero, esta vez, uno de los más grandes autores de todos los tiempos, nos ha fallado.

Guiasterion dijo...

Estimado Julián:
Estoy totalmente de acuerdo. Excelente tu comentario. Yo también me sentí decepcionado. Fuentes no debe rifar su prestigio.
G.B.