miércoles, 21 de abril de 2010

Tres relatos porteños

Arturo Cancela
Capital Intelectual. 141 páginas. Cuentos, edición 2010

En 1922, éste libro agotó varias ediciones y obtuvo el Premio Municipal de Literatura. ¡Cómo ha cambiado la Argentina! Después de noventa años de embrutecimiento sistemático y frustración nacional, las obras galardonadas y las más leídas son hoy, por lo general, las peor escritas, las intrascendentes, las producidas en serie. Peor aun, la más baja estofa es celebrada incluso por la academia.

Volvamos, pues, los ojos al pasado. El narrador, dramaturgo y periodista Arturo Cancela (1892-1957) encerró en este volumen tres relatos de intención crítica, tan jocosos como demoledores. Dan una impresión exacta del carácter porteño y satisfacen perfectamente la definición de sátira que acuñó el genial lexicógrafo Samuel Johnson: “es un poema en que la maldad o la estupidez es censurada“.

Aquel distraído que piense que el Estado despilfarrador y venal, y los chubascos oratorios fueron inventados por el peronismo debería leer El cocobacilo de Herrin. La república oligárquica trae un científico sueco y multiplica la burocracia inane para cumplir una gran aspiración del alma nacional: guerra de exterminio al conejo. En el segundo cuento largo se denuncia aquella cacería infame de 1919 conocida como La semana trágica. Dice Cancela por boca de un pelafustán de doble apellido: “Usted se pone en torno del brazo izquierdo la cinta del gato de su casa o la liga de la mucama, coge su revólver, sale a la calle y le pega un tiro en el corazón al primer hombre humilde que le parezca sospechoso. Con eso, quizá ha dejado usted en la orfandad a media docena de chiquilines, pero a cambio ha consolidado las instituciones y ensayó su puntería”.

En el último texto, ajusta cuentas con los nuevos ricos. Con un estilo anacrónico y hermoso de leer, El culto de los héroes narra el ascenso social de un afilador asturiano. Su hija y sus nietos encarnan el ansia de figuración de nuestra burguesía; el empresario, la crueldad de los poderosos. Tiene el moralista Arturo Cancela algo de Anatole France. Está muy bien que Abelardo Castillo lo haya rescatado.
Guillermo Belcore

Calificación: Bueno

PD: Agradezco al diario La Prensa que me haya permitido asimilar y comentar casi todos los volúmenes de la colección Los recobrados que Abelardo Castillo ha compilado para el sello Capital Intelectual. Comparto la convicción de que ciertos autores excelentes de la Patria no merecían permanecer en el olvido. Este modesto pero apasionado blog no se cansará de proclamar a los cuatro vientos que leer a un Wernicke, a una Sara Gallardo o un Bernardo Jonhson es un placer altamente recomendable.

2 comentarios:

Taller dijo...

Taller literario, lectura y escritura. Se dicta en capital federal, en el barrio de Belgrano, los Jueves de 19 a 21 hs. Más información: www.buenosaires-taller.blogspot.com

Alejandro dijo...

Asterion: Interesante su visión sobre el pasado y el presente.
Creo que ello va de la mano que todo lo malo que culturalmente no se realiza.

Seguramente pronto....los libros más leidos serán los de fotos.

ALEJANDRO
desde Chile